Tiempo de Lectura: 4 minutos

 

La atención en el domicilio de un enfermo no es una decisión fácil. Pero sin duda, recurrir a una enfermera mejorará la calidad de vida de los pacientes y sus familias.

El servicio de enfermería a domicilio es una prestación que está disponible para brindar al paciente la misma atención que en una clínica u hospital, pero en su propio hogar. Muchas veces, solemos contratarlo para ocuparnos de un familiar enfermo o que necesita cuidados sanitarios específicos.

La contratación de enfermeras a domicilio no es una decisión fácil. Requiere de una serie de elementos a considerar para que sea acertada. Nos expone en un escenario delicado, ya que ponemos la salud de nuestra familia en manos desconocidas.

En ocasiones, la falta de tiempo impide que nos encarguemos como nos gustaría. Una enfermera o enfermero a domicilio pueden ayudarnos mucho. Sobre todo, cuando desconocemos algunos de los procedimientos que el paciente va a necesitar en su día a día. Por eso, siempre es conveniente conocer el trabajo que realizan las enfermeras en casa, cómo son sus servicios y qué cualidades deben tener.

Funciones de las enfermeras a domicilio

Enfermera

Cuando en nuestra casa hay un enfermo crónico o temporal o alguna persona que sufre limitaciones físicas de cualquier tipo, lo más inteligente es contar siempre con un profesional que sepa cómo desenvolverse. Por eso, lo mejor es contratar un servicio de enfermería a domicilio. Así, se da prioridad al cuidado de la salud de los pacientes en el hogar. Complementando las visitas que se realicen al doctor o administrando y manteniendo tratamientos necesarios.

Las funciones de las enfermeras a domicilio son varias y no se limitan solo a tratar al enfermo, sino que también ayudan a toda la familia. De hecho, cuando se contratan los servicios de enfermería en casa, lo primero que se hace es un análisis personalizado del paciente. De esta forma, se valora su salud y se toma conocimiento del trabajo que se debe realizar.

Algunas de las funciones más recurrentes son:

  • Enseñar a la familia cómo atender a la persona que lo necesita.
  • Realizar curas en heridas o úlceras, desinfecciones, etc. Un enfermero profesional evitará problemas futuros que se puedan desencadenar si estas curas no se realizan correctamente. Ya que se trata de algo muy delicado. Además, también contará con todo el instrumental y objetos necesarios para realizarlas.
  • Ayudar al paciente en su higiene diaria para que esté siempre limpio y cómodo.
  • Administrar medicamentos, vacunas o tratamientos necesarios.
  • Hacer los controles de salud según las necesidades: como pruebas de azúcar o diabetes, tomar la tensión, etc. En general, realizar un seguimiento de la salud general del paciente y vigilar cómo evoluciona para detectar a tiempo cualquier problema que se pueda desencadenar.
  • Alimentar al paciente si es necesario y ayudarle en casos en los que necesite.
  • Ayudar al paciente a realizar los ejercicios terapéuticos que les haya recomendado su médico.
  • Ayudar al paciente en todas sus tareas diarias con el fin de que consiga mayor autonomía.

Ventajas de un servicio de enfermería a domicilio

Este servicio tiene muchísimas ventajas, sobre todo para el paciente. Hay personas que tienen diversos problemas para desplazarse y otras que prefieren recibir asistencia en su casa. Recurrir a enfermeras a domicilio les mejorará la calidad de vida. Por ejemplo, no tener que acudir a un hospital o centro médico para hacerse curas, ponerse inyecciones, realizar ejercicios terapéuticos o hacerse controles de diabetes o glucemia.

Enfermera

Algunas de las ventajas y facilidades son:

  • Tranquilidad: muchas familias no tienen tiempo para atender a un familiar enfermo y piensan que la única opción es una residencia. Sin embargo, cuando conocen los servicios de un enfermero a domicilio se quedan más tranquilos. Saben quién y cómo es la persona que atenderá a su ser querido.
  • Confianza: los enfermeros son profesionales de la salud calificados para realizar muchas funciones.
  • Trato personalizado: antes de comenzar con el trabajo de enfermería en el hogar, lo primero que se hará es un análisis con el objetivo de saber los cuidados que necesita el paciente.
  • Comodidad: nadie de la familia tendrá que desplazarse hasta un hospital o centro de salud. No habrá que esperar en salas llenas de gente, ya que el profesional se encontrará en casa.
  • Evitar riesgos: tener el cuidado en casa permite la ventaja de no preocuparse por los desplazamientos. Y, por tanto, el enfermo reduce esfuerzos, como el de acudir a un centro de salud.

¿Dónde contratar Enfermeros a domicilio?

En la actualidad son varias las plataformas que permiten contratar esta clase de servicios. Big Blue People, una app que conecta a millones de profesionales calificados con clientes de todas partes, es sin duda la mejor opción si estás en Argentina. Ya que genera un mercado confiable basado en la seguridad de sus perfiles y las calificaciones de sus usuarios. 

Guillermo Naveira

Comentarios de Facebook