Tiempo de Lectura: 3 minutos

Los enfermeros realizan una labor enorme, basada en la calidad de atención y sus principios sociales. Su misión es velar por el bienestar y lograr asegurar la calidad de vida de todos sus pacientes.

La enfermería es una profesión con raíces humanistas, que se preocupa genuinamente por las personas que confían en su cuidado. En especial aquellos que experimentan una situación de enfermedad y sufrimiento. Sus fundamentos dan sustento a una práctica donde la calidad se ha convertido en un elemento esencial para la profesión.

Abarca los cuidados autónomos y en colaboración que se prestan a personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades. Ya sean enfermos o sanos, en todos los contextos. Incluyendo la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, los cuidados durante la afección y los cuidados paliativos.

Las funciones esenciales de la enfermería son la defensa, el fomento de un entorno seguro, la investigación, la formación, la participación en la política de salud y en la gestión de los pacientes y los sistemas de salud.

Calidad en la atención

Enfermería: Seguridad y calidad al servicio del paciente

La calidad en la atención de enfermería es un concepto complejo, ya que comprende una asistencia que avanza al mismo tiempo que la ciencia. De esta manera, propone cuidados que satisfacen las necesidades de cada uno de los pacientes y asegura su continuidad.

A nivel internacional, la tendencia es crear nuevas estrategias que permitan garantizar la seguridad del paciente, evidenciar la calidad de atención y facilitar la creación de indicadores de evaluación.

La calidad tiene un valor tan importante como la salud. Por eso, el personal de enfermería, como miembro de un equipo, desarrolla una cultura de calidad y se incorpora a los programas con una actitud proactiva.

Principios sociales

La práctica avanza hacia un mayor requerimiento social de servicios. Donde la presencia de la enfermería se consolida como un campo fuertemente profesionalizado, que busca constantemente acrecentar su competencia para mejorar la calidad de sus servicios.

Podría decirse, que ya es parte fundamental de los programas continuos en términos de calidad, pertinencia y costos de los servicios asistenciales.

Busca la excelencia del cuidado, a través del cumplimiento de cuatro principios básicos que rigen su actuación:

  • Ayudar al paciente a conservar su personalidad.
  • Ayudar al paciente a recuperar su salud.
  • Proteger al paciente de lesiones o agentes externos o enfermedades.
  • Ayudar al paciente a incorporarse a la sociedad.

La calidad de los servicios de enfermería se define, según la Organización Mundial de la Salud como: “la atención oportuna, personalizada, humanizada, continua y eficiente que brinda el personal de enfermería de acuerdo con estándares definidos para una práctica profesional competente y responsable; con el propósito de lograr la satisfacción del usuario y del prestador del servicio”.

Misión que garantiza la seguridad

La misión de todo enfermero es lograr el óptimo estado de salud de la persona, la familia y la comunidad. Así, se asegura una atención integral, personalizada, de calidad y libre de riesgo.

Para cumplir con la misión social, se deben implementar estrategias que refuercen la identidad profesional y brinden credibilidad al servicio de enfermería. Se puede apreciar así, una dimensión social que presenta directrices que rigen su responsabilidad social:

  • Demostrar un compromiso personal y profesional en el acto del cuidado.
  • Estar capacitado para desempeñar la profesión.
  • Administrar cuidados seguros y continuos.
  • Respetar los derechos básicos de los individuos.
  • Aplicar acciones de prevención, promoción, curación y rehabilitación.
  • Evitar riesgos o secuelas.
  • Brindar atención de calidad.
  • Respetar al individuo sin enjuiciar ni su orientación sexual, estatus socioeconómico, grupo étnico, problemas de salud o naturales, raza o influencia ideológicas.
  • Colaborar en las funciones de liderazgo dentro de un sistema cambiante de atención de salud.

Se puede plantear entonces que la seguridad del paciente no es un modismo ni un nuevo enfoque en los servicios de salud, sino una responsabilidad del acto de cuidar. Las intervenciones seguras que los enfermeros brindan tienen la capacidad de producir un impacto positivo sobre la mortalidad, la morbilidad, la incapacidad y las complicaciones en los usuarios. Como así también determinan la garantía de la calidad del cuidado.

Si estás pensando en contratar a un enfermero, no dudes en visitar  Big Blue People. Una app que conecta a profesionales calificados con clientes de todas partes, generando un mercado confiable con miles de ofertas de servicios. Probala!

Guillermo Naveira

Comentarios de Facebook