Tiempo de Lectura: 3 minutos

Un cuidador de personas debe ser capaz de ofrecer dedicación y apoyo en cada detalle. Existen algunos puntos que pueden ayudarte a generar y mantener este vínculo emocional activo. Descubrilos en esta nota.

En ocasiones, algunas personas mayores precisan cuidados especiales. Y a veces, esa circunstancia coincide con la imposibilidad de que sus familiares puedan ofrecerles lo necesario, ya sea por falta de tiempo o por desconocimiento en el área. En estos casos, resulta fundamental contratar un servicio de asistencia domiciliaria que pueda proveer la seguridad y el buen cuidado. Brindando todas las atenciones necesarias para llevar adelante una vida lo más plena y tranquila posible.

Es muy importante que el cuidador o cuidadora de personas mayores trabaje, en ese sentido, para establecer una buena relación con los pacientes que debe cuidar. Para así garantizar el buen estado y la calidad de vida de estos.

Es vital que sepas, si te dedicas a esta profesión, que posees en tus manos una clave relevante en lo que refiere a la salud física y emocional de aquellos a los que asistís. Por este motivo, resulta fundamental encontrar un punto de conexión con estas familias a las que te acercás.

Los cuidadores de gente mayor deben ser personas capaces de ofrecer dedicación y apoyo en cada detalle. Pero, sobre todo, deben contar con ciertas habilidades innatas: comprensión, paciencia, empatía y mucho profesionalismo para lograr establecer un vínculo emocional con sus pacientes.

¿Cómo lograr una buena relación con la persona dependiente?

Un cuidador o cuidadora debe apoyar siempre a su paciente en todas las actividades del día a día. Esto, abarca entre otras cosas: ayudarle a mejorar su autoestima, autonomía, salud, calidad de vida y relaciones sociales. Para ello es muy importante que se ponga en los zapatos de quien recibe los cuidados. Comunicándose correctamente con la persona dependiente, para lograr construir la mejor relación.

Existen algunos puntos que pueden ayudar a generar y mantener este vínculo emocional:

Mostrarse como amigo

El cuidador o cuidadora debe convertirse en el pilar principal de ayuda. Desde que nace el sol hasta que la noche viene. En las relaciones cuidadores – pacientes, el componente emocional es fundamental. Quien asiste debe transformarse en un amigo, en el gran punto de apoyo del cual se aferra la persona dependiente.

No tiene que ver con ser contratado por ofrecer un servicio. Sino más bien, de mostrarse como alguien que sepa cubrir las necesidades de un núcleo familiar. Y que a la vez, sea capaz de establecer una relación humana íntima y de calidad, con sensibilidad, profesionalismo, respeto, empatía, paciencia y discreción.

Atender y conversar

cuidador

Los mejores cuidadores son aquellos capaces de crear un vínculo estable con las personas que tienen a cargo. Para lograr eso, no solo se requiere de atención profesional para ayudar a la persona mayor en sus quehaceres diarios, sino que también implica una compañía que le ofrezca conversación, escucha y comprensión.

Es clave que el anciano sienta que cuenta con un acompañante fiel que facilita sus tareas cotidianas, más que con un vigilante que lo controla. Esto ayudará a que él aumente su autoestima, autonomía y calidad de vida.

Por esta razón, se debe dar apoyo al paciente en las tareas que hacen a su realidad. Sin olvidar dejar, en todos los casos, el espacio propicio para mejorar su autosuficiencia. De esta manera, podrán sentirse cuidados y atendidos, con la autonomía y la independencia que necesitan para sentirse bien, a pesar de sus limitaciones.

Respeto y confianza

El cuidador o cuidadora debe ser capaz de sobrellevar los cambios de humor de la persona dependiente. Generando el terreno propicio para que se sienta a gusto, segura, entretenida, activa y cómoda.

A su vez, también es necesario que cuenten con la fuerza y determinación justa para poner límites, en caso de precisarlo. La lógica sería, establecer una relación basada en la confianza y el respeto mutuo. Desde donde ambos puedan construir una solidez para acompañarse.

Consejo

Si sos un cuidador y estás buscando una oportunidad, no pierdas de vista los nuevos esquemas de plataformas digitales. Ahí vas a tener un espacio ideal para ofrecer tus servicios.

Si estás en Argentina, te recomendamos que pruebes con Big Blue People, una app novedosa que conecta a millones de profesionales calificados con clientes de todas partes. Creando un mercado confiable, basado en la seguridad de sus perfiles ¡No te la pierdas!

Guillermo Naveira

Comentarios de Facebook