Tiempo de Lectura: 3 minutos

Entender el funcionamiento del aire acondicionado puede ayudarte a tomar una mejor decisión antes de instalarlo en tu casa u oficina.

En varias ocasiones, las personas suelen llamar aire acondicionado a los sistemas de calefacción. Este es un error muy común, ya que los aires acondicionados y la calefacción son mecanismos antagónicos por defecto. A pesar de que muchos aparatos de climatización tengan la opción de refrigerar y calentar el lugar donde se los coloque.

Por eso, como medida esencial, debemos comprender de qué estamos hablando cuando nos referimos a un aire acondicionado.

aire acondicionado

¿Qué es un aire acondicionado?

El aire acondicionado es un sistema que permite modificar la temperatura de un ambiente, ya sea una habitación o habitáculo, al mismo tiempo que logra deshumidificar. Este sistema de refrigeración generalmente se utiliza para refrescar lugares en épocas de temperaturas altas y calurosas.

Este aparato se suele instalar en casas, tiendas, locales y en la mayoría de espacios cerrados con la intención de refrescar y renovar el aire. Por eso, es un sistema que ofrece un gran confort en la vida diaria, permitiendo a las personas que lo adquieran no pasar más calor.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento de un aparato de aire acondicionado es complejo, debido a que se producen varios cambios físicos y químicos antes de que pueda expulsar un aire frío. Para explicar correctamente su funcionamiento, es necesario dar cuenta de qué ocurre en su unidad exterior, ya que ahí es donde comienza el proceso de refrigeración.

BBP-Cliente_Técnico-1

Primer paso

En la unidad exterior de un aire acondicionado se encuentra el motor de compresión. El mismo, es el encargado de comprimir el gas, el primer paso del funcionamiento. Cuando este gas es comprimido por dicho motor, pasa a un estado líquido y su temperatura aumenta notablemente.

Segundo paso

El gas es impulsado hacia el condensador, que es el radiador que se encuentra en la máquina exterior. En esta parte del proceso comienza la tarea de sub-enfriamiento. Que consiste en robarle todo el calor a este gas líquido que acaba de llegar. Es por esta razón que las unidades exteriores de los aires acondicionados expulsan aire caliente.

Tercer paso

A medida que el gas líquido pierde calor, comienza parcialmente a pasar a estado gaseoso, pero no por completo. De esta forma, lo que llega a la válvula de expansión es una mezcla de gas en estado líquido y gaseoso. Una vez alojado ahí, el funcionamiento es igual que el de un desodorante en spray: hay un líquido dentro del envase que, cuando se presiona, pasa a ser gas y sale a una temperatura fría.

De esta manera, la válvula de expansión produce una pérdida de carga en el refrigerante. Lo que permite que la presión disminuya permitiendo que el gas líquido pase a estado gaseoso. Disminuyendo su temperatura aún más.

Cuarto paso

Tras pasar por la válvula de expansión, este aire, que ya tiene menor presión y temperatura, pasa al evaporador que se encuentra en la unidad interior del aire acondicionado. El aire sale hacia la exterior enfriándose y, a la vez, quitándole calor al gas refrigerante, que se encuentra en esa parate interior.

De esta forma, el calor que le quitamos al aire del ambiente con el gas, es absorbido por el compresor. Para así poder servir para refrigerar el gas que retorna a la unidad exterior. La repetición de este proceso es lo que permite que el aire acondicionado pueda disminuir la temperatura de la habitación o del lugar donde se encuentre. Alcanzando la temperatura que se haya marcado en el control remoto.

BBP-Cliente_Técnico-1

Ahora, que ya sabes el funcionamiento de un aire acondicionado estarás mejor orientado para saber cómo elegir el más apto para tu hogar u oficina. ¡El conocimiento es poder! Recuerda que si necesitas hacer la instalación o reparación de tu aire acondicionado, lo ideal es que contrates directamente a un profesional capacitado como los que puedes encontrar en Big Blue People

Guillermo Naveira

Comentarios de Facebook